Exposición: “Los pilares de Europa” La edad media en el British museum

Cartel de la exposición de Zaragoza

 

En otra ocasión más Caixa Forum Zaragoza nos  invito a unos cuantos “influencers” zaragozanos a que conociéramos y diéramos a conocer la maravillosa exposición “Los pilares de Europa” La edad media en el British museum. Esta magnifica exposición que da su paso final aquí en Zaragoza, se puede disfrutar hasta el día 29 de Octubre del 2017.

La visita comenzó con la bienvenida y presentación por parte del director del centro Caixa Forum Zaragoza Ricardo Alfos

Ricardo Alfos dando la bienvenida a la visita

Subimos a la Sala 2 que es donde esta ubicada la exposición y tras recibir los auriculares para escuchar a la guía empezamos la visita.

Esperando a recibir los transmisores para escuchar a la guía.

La “Edad Media”, o período medieval, abarca mas de 1000 años de la historia de Europa, desde la decadencia del Imperio Romano en el siglo V hasta la reforma protestante del XVI.

Todos los niveles de la sociedad experimentaron grandes cambios y como se puede ver en la exposición, la Europa del siglo XVI era ya muy distinta de la del siglo V. A lo largo de todo el continente se edificaron catedrales y castillos espléndidos, muchos de los cuales siguen en pie hoy en día, y la expansión urbana transformó el paisaje. Y  a medida que aumentaba el poder y el estatus de los gobernantes, las fronteras y las culturas iban quedando establecidas con mas firmeza, poniendo los cimientos de las naciones-estado europeas modernas.

La guía comienza a explicar los pilares que forman la Europa actual

La iglesia dominaba las vidas y las actitudes diarias, mientras que la expansión de las rutas comerciales, en el interior de Europa y más allá, incrementó los contactos interculturales.

Artesanos cualificados creaban objetos preciosos con detalles extraordinarios, generando un mundo de luz y de color. A pesar de todo este esplendor y de una riqueza evidente, muchas personas vivían en la pobreza.

Uno de los principales pilares en la edad media era la religión

La devoción personal

Los cristianos de la Edad Media hacían pocas distinciones entre la vida religiosa y la seglar, ya que creían que sus acciones en esta vida influían en sus posibilidades de llegar al cielo. También creían en el purgatorio, un estado paralelo entre este mundo y el más allá, en el que las almas se purificaban mediante las plegarias y los actos de los vivos. En este contexto, la oración privada y la meditación sobre la vida de Cristo eran extremadamente importantes y fueron aumentando a lo largo de este periodo.

Virgen con el niño, segunda mitad del siglo XII

En un mundo en el que la medicina raramente tenia éxito, era habitual rezar para pedir protección o cura. Los accesorios personales a menudo estaban decorados con imágenes religiosas e inscripciones, y algunas personas llevaban colgantes que contenían reliquias sagradas, es decir, restos físicos de santos u objetos asociados con ellos.

Visitante fotografiando una de las piezas de la muestra

La veneración de los santos se debía a que podían servir como intermediarios entre Dios y el creyente. Muchos fieles se desplazaban en peregrinación a los santuarios y a otros lugares sagrados con la esperanza de que los poderes milagrosos de las reliquias los protegieran o los curaran.

Cristo del descendimiento (1170/1200 España)

La Europa Precristiana

Pese a que durante la primera etapa del periodo que nos ocupa el cristianismo seguía practicándose ampliamente en bastantes zonas de Europa, muchas personas continuaban adorando dioses paganos. Sus ideas se adaptaban ocasionalmente a la practica cristiana, y las iglesias a veces, se erigían sobre lugares paganos para fomentar la conversión al cristianismo. Aunque han sobrevivido pocos testimonios escritos, podemos deducir las creencias de esas personas a través de los objetos que dejaron atrás.

La Piedad 1400-1500

Nos fijaremos en los utensilios descubiertos en Inglaterra, donde se re-introdujo el cristianismo  en el 597, cuando el Papa Gregorio I envió a sus misioneros, encabezados por San Agustín, para convertir a los ingleses.

Hacia el siglo VIII, la mayor parte de la población de Inglaterra ya habia adoptado la Fe cristiana. Como sucedió en otras partes de Europa, se mando a los misioneros para destacar los beneficios del cristianismo.

Díptico 1300-1400 Francia. Fabricado en marfil

Díptico 1300-1400

Las imágenes de la vida de Cristo ayudaban a que la gente visualizara las historias bíblicas, entre las cuales las mas populares eran las de su muerte y resurrección. Como en una historieta, aquí están talladas escenas en miniatura de los últimos días de la vida de Cristo.

La viñeta inferior derecha, muestra el descenso de Cristo a los infiernos, y nos muestra a este frente al infierno rescatando a unos desnudos Adán y Eva.

Díptico 1300-1400 Francia. Fabricado en marfil

Díptico 1300-1400

Estos paneles de marfil con bisagras tienen la medida de las manos y se empleaban prácticamente como un libro para ayudarse con la oración. Para el pensamiento medieval, la resurrección de Jesús era un concepto básico, y estas cuatro escenas, con las imágenes de la crucifixión, el descendimiento, la sepultura y la resurrección, permitían que el observador meditara en privado sobre ella.

Tabla de artesonado (Hacia 1300 España)

Tabla de artesonado con combate entre un caballero cristiano y un musulman.

Este panel de techo pintado, que nos muestra a un caballero cristiano persiguiendo a un guerrero musulmán como una escena emblemática de la Reconquista, es uno de los quince procedentes del Palacio del Marqués de Llió de Barcelona. A comienzos del siglo VIII, la mayor parte de la península ibérica había caído bajo el control de los musulmanes, que se referían a ella como al-Ándalus. Y no fue hasta mediados del siglo XI, mas o menos cuando se fabrico este panel que los lideres cristianos del norte de España consiguieron expandirse hacia el sur, a causa de las luchas intestinas entre los dirigentes musulmanes.

Almete. Siglo XVI. Casco con malla y visera.

El Caballero

A lo largo de la Edad Media, los gobernantes más poderosos se rodearon de guerreros que les ayudaban a proteger sus intereses. Y estos guerreros obtuvieron riquezas y una solida reputación gracias a sus servicios leales y a sus hechos heroicos. Los caballeros proceden de esta tradición y fueron ganando en importancia conforme se desarrollaron las monarquías y crecieron los reinos. Los caballeros protegían las propiedades de sus señores, administraban y gobernaban algunas partes del reino y repelían las amenazas. Se esperaba de ellos que se atuvieran al código caballeresco, que incluía el honor y el coraje.

Monarquías durante un periodo de la Edad Media

Entrenados en el arte de la guerra desde su mas tierna infancia, los caballeros perfeccionaban sus habilidades mediante torneos y combates. Adquirían sus pertrechos para la guerra, incluyendo un caballo de batalla, y una armadura completa, con su propio dinero y adornaban a sus caballos, sus túnicas y otras posesiones con figuras llamativas, conocidas como blasones o escudos de armas.

Al principio los caballeros escogían su propio emblema, pero más tarde los diseños acabaron siendo regulados por funcionarios de la corona llamados heraldos.

El Poder real

Los monarcas medievales gobernaban ejerciendo un poder absoluto. Aunque los reyes y las reinas podían ser elegidos, lo mas habitual era que el derecho a reinar se heredara. Estos reyes también ejercían un rol espiritual y se les consideraba escogidos por Dios. La ceremonia de coronación, en la que eran coronados y ungidos con los santos óleos, era una manifestación de este designio divino.

La realeza necesitaba mantener la autoridad y recompensaba generosamente a la nobleza por su lealtad. La familia real estaba rodeada por su séquito, la corte, que nadaba en la abundancia y vivía de una forma esplendorosa. La imagen y la autoridad real se difundían por el reino mediante la acuñación de moneda y los sellos de los documentos emitidos en nombre del rey o de la reina.

Aunque eran pocos los que gozaban del contacto directo con sus gobernantes, estos viajaban por su país para conocer a algunos de sus súbditos.

Rey del juego de ajedrez de Lewis 1150-1200

Rey del juego de ajedrez de Lewis, 1150-1200

Posiblemente Noruega, encontrado en escocia y tallado en marfil de morsa.

Hallado como parte de un tesoro en la isla de Lewis, Escocia, este rey de ajedrez, con su bigote y su barba espesa, es  un símbolo de fortaleza masculina y representa al líder medieval ideal. La espada colocada en el regazo del monarca, que la agarra con las dos manos, nos sugiere a un gobernante que esta preparado para desenvainar y comenzar la lucha. El trono, la corona y sus ropajes indican su riqueza y su estatus.

El ocio

El ocio y el entretenimiento eran una parte esencial de la vida de la corte y servían para distraer al soberano de las presiones del gobierno. Las cortes reales también eran lugares de aprendizaje y de alfabetización, en los que podían compartirse nuevas ideas y donde la gente leía tanto para su disfrute como para instruirse. En una sociedad obsesionada con el rango y la ceremonia, los pasatiempos también brindaban la oportunidad de presumir y exhibir estatus.

La mayoría de los entretenimientos en el interior del palacio corrían a cargo de interpretes que leían poesía, cantaban o hacían música. También juegos como el ajedrez y las cartas eran muy populares. Los cortesanos de la edad media se complacían protagonizando grandes banquetes que se celebraban en ocasiones especiales. En el exterior, el pasatiempo mas popular era la caza, tanto a caballo como con perros y aves rapaces. Extensas áreas del territorio europeo estaban excluidas de los usos comunes y quedaban reservadas como bosques reales donde solo podían cazar los personajes mas relevantes de la sociedad.

 

Ahora voy a continuar exponiendo una pequeña muestra de las cosas que se pueden visitar en la exposición. Hay que tener en cuenta que son mas de 260 objetos traídos en su mayoría del British Museum de Londres

Baile en la corte de Herodes

Baile en la corte de Herodes, de Israhel van Meckenem, 1495-1502

Países Bajos

Grabado sobre papel

Como sucede en este caso, era habitual que las historias bíblicas se ambientaran en entornos contemporáneos.

El tema de este grabado es la decapitación de san Juan Bautista por parte del rey Herodes, que tiene lugar en la esquina superior izquierda.

Los invitados distraídos por los suntuosos entretenimientos ignoran el asesinato. El contraste del martirio con las festividades opulentas funciona como una advertencia moral para los observadores.

Juego de tres naipes

Juego de tres naipes, 1560-1590

Francia

Xilografía sobre papel pintada a mano

Las barajas de cartas medievales representaban las cortes del momento, donde el juego se popularizo sobre todo durante el siglo XIV. Las tres cartas exhibidas (la sota y la reina de corazones y el rey de tréboles) siguen siendo reconocibles hoy en día.

Existen diferentes modelos según los países, pero los cuatro palos que se utilizan en la actualidad en la baraja francesa o inglesa (corazones, tréboles, espadas y diamantes) se desarrollaron en Francia durante el siglo XV.

Astrolabio 1342

Astrolabio, 1342

Inglaterra

Aleación de cobre

Perfeccionados durante la edad media por eruditos musulmanes, la moda de los astrolabios se propago por todas las cortes europeas.

El astrolabio estaba diseñado para dar la hora durante el día y durante la noche e incorporaba un mapa de las estrellas muy útil para la astronomía y la topografía. Esta pieza presenta una inscripción en latín con el nombre del inglés que lo fabricó, BLAKENE. Bellos y útiles, los astrolabios suelen aparecer en la relación de las propiedades de príncipes y cortesanos.

Jarra de aseo personal 1400 – 1425

Jarra de aseo personal, 1400 – 1425

Inglaterra

Aleación de cobre

Esta jarra es un recipiente para asearse, lleva esta inscripción en francés: ” Me llaman lavadera y sirvo a todo el mundo con amor”.

El pitorro acaba con la cabeza de un dragón para que, al verter el agua, esta fluya desde la boca de la bestia y el recipiente cobre vida.

Matriz para sello de la ciudad de Boppard

Matriz para sello de la ciudad de Boppard, 1228 – 1236

Alemania

Aleación de cobre

La inscripción latina de esta pieza dice: “Libre y privada Boppard, ciudad del [Sacro] Imperio Romano”. Grabada para esta ciudad alemana, la matriz del sello representa la autoridad y la identidad colectiva de la urbe, ya que era el que se empleaba en los documentos oficiales.

Las poderosas murallas y la sensación de dominio de la iglesia sugieren una ciudad fuerte y prospera.

Visitantes atendiendo la explicación de una de las piezas expuestas en la muestra

Esto es solo una pequeñísima muestra de lo que se puede encontrar en esta exposición.

Yo recomiendo ir con unas 2 horas de tiempo, para poder disfrutar de la historia de estas mas de 260 piezas y de un pequeño reportaje audiovisual que también se expone en la sala de manera continuada.

También cabe resaltar, que al exposición tiene a disposición en el restaurante un “menú  temático” en el que se pueden degustar platos ambientados en dicha exposición. Platos como los siguientes:

  • Guisantes con arenque y remolacha
  • Sopa de ajo, garbanzos y pimentón
  • Oreja frita, melocotón y canela
  • Patitas de cordero, azafrán y mijo
  • mejillones, laurel, clavo y sidra
  • Codorniz, avena y dátiles
  • Corzo asado, peras y ciruelas
  • Requesón miel y orejones

Y una selección de cervezas, vinos sidras y “aguamiel”

 

 

Share

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies